Tag Archives: plátano

Plátanos en tentación

2 Nov

Plátanos en tentación

Hace unos días, Juan Carlos Caballero, el autor de SalonCubano.com (página de Facebook) promocionó una grabación de Guillermo Álvarez Guedez (el humorista cubano ya fallecido). El monólogo trataba de la cultura cubana y de nuestra forma de comer en la emigración, más concretamente en Miami. El monólogo – como todas las cosas de ese gran maestro del humor – a mi me produjo una risa que casi lloré, pero a su vez mencionó, entre otras cosas, algo tan sencillo como los platanitos en tentación, encendiendo mi bombilla culinaria.

Álvarez Guedez fue, al menos para mi gusto, el mejor humorista de todos los tiempos. Fue tambien vecino de mi familia en Cuba. Mi madre contaba que bajaba a la piscina del edifico Río Mar a contar chistes. Eso, como siempre digo, se lo dejo a los cronistas.

Doy gracias a Juan Carlos por promocionar  a ese mostro del humor cubano. A ti maestro, donde quiera que estés, te envío nuestros platanitos en tentación para darte un poquito de dulzor, ya que cuando te escuchábamos de forma casi clandestina en Cuba me distes tantas alegrías en vida.

 

4 plátanos bien maduros

100g de mantequilla

6 cucharadas de azúcar prieta (azúcar morena)

2 ramas de canela

1 cl de ron añejo

1 cl de vino seco (vino tipo amontillado)

3 cucharadas de azúcar blanca (opcional)

1 cucharada de canela molida (opcional)

 

Pelar los plátanos. Fundir la mantequilla en una sartén o cazuela grande. Colocar los plátanos y el azúcar prieta con las ramas de canela. Bajar la temperatura a fuego medio. Acto seguido agregar el vino seco y cocer hasta que los plátanos tomen un color acaramelado. Por último, subir el fuego y adicionar el ron. Seguir la cocción por espacio de un par de minutos para que el alcohol evapore y se impregne el sabor del ron.

Servir tal cual o con la opción de espolvorear una mezcla de azúcar blanca con canela en polvo por encima. Ésta última opcíón se convierte más en postre que en guarnición y va muy bien con helado de vainilla.

Tortilla de platanitos

17 Nov

Tortilla de platanitos

En unas jornadas gastronómicas donde se reunieron muchos cocineros, uno de ellos – de mucha reputación – se dirigió a mi en estos terminos: “Cubano, y tú que tortilla prefieres?” Mi respuesta fue fulminante: “La de platanitos maduros”. Sé que para muchos prima la de papas, la de alcachofas, la de jamón, la tortilla de trufa – manjar de gourmets – pero como mi tortilla de platanitos no hay dos y al decir mía, quiero decir cubana.

 

4 huevos

3 plátanos maduros (fruta)

aceite vegetal (de sabor neutral)

sal

Plátanos cortados Plátanos en el cortador

Plátanos con huevos batidos Plátanos en aceite

Cortar los plátanos y freírlos en aceite bien caliente para evitar que se peguen a la sartén. Escurrirlos con la ayuda de un colador.

Batir los huevos  con sal, incorporar los plátanos y poner la mezcla  en una sartén con poco aceite  a fuego muy bajo. Casi no la muevo y luego la viro con la ayuda de un plato o una tapa de cazuela.

 

Recomendaciones

Hay una forma de buscar volúmen, si se desea: Separar las claras de las yemas, batir primero las claras cerca de punto de nieve, juntarlas y terminar de batir, luego colocar los plátanos. Esta forma puede servir para cualquier tortilla, pero corremos el riesgo de que se pegue más en la sartén.

Tostones de rellenos

25 Ene

Tostones rellenos

Tostones, Patacón, Chatinos y seguro un sinfin más que desconozco. Por esos nombres denominamos al mismo plato en distintos países de América. En mi tierra los conocemos como tostones. La versión que presento es un poco diferente, un poco más elaborada.

En un viaje a Camagüey, luego de hacer un espectacular buceo con mi hijo mayor y con unos tiburones toros – buceo que yo he bautizado como los San Fermines cubanos – uno de los apoderados del centro de buceo me invitó a cenar en una paladar (restaurante cubano). Comí por primera vez los tostones rellenos, me gustaron, me llamaron mucho la atención y pensé que podrían ser una suerte de amuse bouche cubano (recibimiento de la cocina francesa al cliente). Yo creo que el concepto del relleno viene de Venezuela, pues en ese país tienen hasta artilugios creados para realizarlos, los míos los hice de forma muy artensanal con dos vasos de juguetes de mis hijas.

 

2 plátanos machos verdes (plátano de freír o cocinar en Europa)

1 litro de aceite neutral

2 dientes de ajo

sal

 

Pelar los plátanos y cortarlos a una medida aproximada de 8 cm.

Calentar el aceite a una temperatura no superior de 80 grados, colocar los dientes de ajos sin pelar. Sofreír los plátanos unos 5 minutos por cada lado, sacarlos y escurrirlos. Ponerlos en uno de los recipientes (vaso, taza, formas de suflé). La idea es que el plátano casi lo cubra – una taza de café espresso pudiera funcionar. Con el otro recipiente hacer presión en el medio del plátano obteniendo una suerte de tartaleta de plátano.

Freírlos de nuevo, pero esta vez el aceite a unos 120 grados, por espacio de 3 a 5 minutos. Escurrir, poner sal a gusto y rellenar.

Los rellenos, he puesto uno de picadillo (carne molida). En unos dias subiré el picadillo a la habanera en la categoría Carnes.

La receta del timbal de agucate se encuentra en Guarniciones .

Realmente los tostones se pueden llenar de  lo que os apetezca: puede ser de setas, sofrito, verduras, queso, en fin… ¡Que estamos ante un pincho triunfador!

Fufú de plátano

12 Ene

Fufú de plátano

La emigracion cubana trae consigo su comida y por tanto la internacionaliza. Desgraciadamente, algo tan sencillo como el fufú de plátano está cayendo casi en el olvido.

 

3 plátanos machos: 1 maduro, 1 pintón, 1 verde (Para los que no nacieron en la mayor de las antillas: plátano macho = plátano de cocina, pintón = medio verde, medio maduro.)

2 dientes de ajo

aceite de oliva

sal y pimienta

 

Cortar cada plátano con su cáscara en tres unidades aprox.

Cocer los plátanos con su cáscara, comenzando por el verde (aprox 15 min) seguido por el pintón (aprox 10 min) y por último el maduro (aprox 5 min).

Dorar un diente de ajo bien cortado en aceite. Retirar los plátanos cuando estén cocidos, quitarles la cáscara, apisonar en un recipiente – como si fuera un puré de papas – con el ajo dorado, un poco de agua de su hervor, un poco de aceite utilizado con el ajo. Salpimentar a gusto.

Poner la mezcla en una sartén al que se ha puesto un poco de aceite de oliva, virar por ambos lados.

Laminar el otro diente de ajo, dorar y situar encima del fufú.

Arroz a la cubana

3 Ene

Arroz a la cubana

Cuando llegué a Suecia, mis primeros contactos con el mundo latino en Europa fue con unos uruguayos, de los que guardo muy buenos  recuerdos pues se portaron muy bien conmigo. Como la cocina siempre estuvo presente en mi vida, aunque no fuese de forma profesional todavia, les pregunté si conocían el Beef Uruguayo que tanto se comía en Cuba. La respuesta fue sorprendente (“Ni idea”).

Al llegar a Barcelona, le pregunté a unos colegas catalanes si conocían las Albóndigas a la Catalana que salen en recetas de las primeras ediciones de libros de cocina cubana en Cuba (“Ni idea”). A su vez me comentaron sobre el Arroz a la Cubana (por mi parte “ni idea”). Creo que un ruso tampoco sabría decirnos que es una ensaladilla rusa.

 

4 p

8 huevos

200 g arroz

4 plátanos fruta

400 g carne molida (picadillo)

50 g de pasas

1 cebolla

5 dientes de ajo

2 tomates

2 cucharadas de puré de tomate

1 dl vino tinto

1 cucharadita de azúcar

orégano

comino

pimienta negra

sal

aceite de oliva

 

El Arroz

Suelo cocerlo con la siguiente proporcion: 1,5 de agua por 1 de arroz. En este caso, como buen típico cubano, he lavado bien el arroz, lo he cocido con un chorrito de aceite de oliva y un diente de ajo y sal, por supuesto. El tipo de arroz usado es del larguito.

 El Picadillo

Sofreír el ajo, la cebolla, las especies secas, el tomate fresco, la carne, el puré de tomate, el azúcar, el vino y las pasas. Salpimentar a gusto.

Los Huevos

Los he frito, como  lo que se conoce en España, huevos con puntilla, o sea que queden como con burbujitas a los lados. Lo siento por los americanos, pero no soporto esos huevos a la plancha, que parece me los han echo con un desgano o como diría un andaluz “sin salero”. Para lograr el efecto, se deben freir en abundante aceite y a una temperatura de unos 140 grados.

Los Plátanos

Simplemente cortados de forma diagonal y después de freírlos, pasarlos por papel absorbente antes de servir.

 

Cada cual puede hacer su propia versión. De hecho, en muchos restaurantes en España, no ponen los plátanos y en casi ninguno el picadillo, solo una salsa de tomate. Hay algún restaurante que saca el plato con salchichas y siempre se come como primer plato. Esta versión es un poco más contundente.