Tag Archives: leche condensada

Flan de leche condensada y huevos

19 Ago

Flan de leche condensada y huevos

El verano en Escandinavia comienza a expirar. Las vacaciones dicen adiós, pero debo reconocer que fueron fantásticas e intensas. Tuve la oportunidad de conocer a mi sobrino tocayo y es todo un encanto de ser. El reencuentro con mi hermano Yoryi, luego de casi 20 primaveras sin vernos fue especatacular, pero, sin lugar a dudas, lo que quedará grabado en mi para toda la vida ha sido la visita de mi madre a Estocolmo y su clase magistral – o mejor dicho maternal – con mi hija mayor (cómo hacer flan de leche condensada). Lo documentamos y eso queda grabado.

Todo esto es el resumen del precio de un emigrante y la distancia con los suyos, pero mi madre con su flan supo darle dulzura a las emociones fuertes. Hoy he seguido su receta. Ya recibí pequeñas críticas de parte de mi hija: El de la abuela es más sabroso, el caramelo era más rubio… Bueno, lo intentaremos nuevamente y buscaremos ése toque rubio que empasta mejor con el flan de leche condensada de mi mamá.

Normalmente presento en el blog todo el flan y cómo lo serviría en porciones, pero mantengo el flan completo en esta ocasión – es un poco sentir que mi madre está presente en el blog.

 

1 lata de leche condensada

la misma cantidad de leche que contiene la lata de leche condensada

6 huevos

1 cucharadita de vainilla líquida o en polvo

200g de azúcar blanca (para el caramelo)

 

Quemar el caramelo. Cuando tenga un color rubio intenso, colocarlo en el molde con mucho cuidado.

En un recipiente, abrir los huevos, adicionar la leche condensada. La leche de vaca, pasarla primero por la lata de leche condensada. Colocar la vainilla. Batirlo todo ligeramente rompiendo los huevos.

Cuando el caramelo del molde tome temperatura ambiente, incorporar la mezcla a este.

Con el horno previamente preparado a 175 grados, poner el molde sobre una bandeja de hornear profunda, con un trapo de cocina en su base. Por último colocamos agua en la bandeja hasta la mitad del molde del flan. De ésta forma cocemos a baño maria por espacio de 30 minutos. Antes de retirar el flan introducimos un cuchillo muy fino o un palillo para ver si sale seco: esta es la señal de que nuestro flan se encuentra listo.

 

Recomendaciones

Tener mucho cuidado con el caramelo

Arroz con leche condensada

3 Ene

Arroz con leche condensada

“Arroz con leche se quiere casar…” De esta forma comienza una canción infantil que muchos recordamos y que a su vez, con el postre, nos proporcionó mucha alegría en la infancia. Por otro lado, todo lo que viene de Asturias para mi tiene un valor adicional y de allí viene el arroz con leche. La versión original lleva yemas de huevo, yo las he sustituido por leche condensada haciendo una variante más cubana. Lo comí mucho en la infancia por una asturiana, mi abuela materna, la culpable en gran medida de que yo sea cocinero.

 

1,5 l de leche

1 lata de leche condensada

125 g de arroz (importante que sea  del redondo)

1 rama de canela

La cáscara de media naranja

Canela en polvo

 

Poner en una cazuela el litro y medio de leche con la cáscara de naranja y la canela hasta que rompa a hervir. Cuando esto suceda, agregar el arroz, bajar el nivel del fuego  a término medio. Remover de vez en cuando con una cuchara de madera, evitando que se pegue. Esta operación puede durar unos 25 minutos. Probar el grano para que se encuentre casi  blando. Bajar el fuego al mínimo, añadir la leche condensada y seguir removiendo por espacio de unos 15 minutos.

Retirar del fuego cuando el arroz este blando. Servir en recipientes y esperar que tome temperatura ambiente previo a llevarlo a la nevera. Antes de servir, poner canela molida encima. Se puede poner azúcar y quemar como una crema catalana, es otra opción.

Como relaté anteriormente cambié la leche condensada por yemas de huevo y no utilizo azúcar pues con la leche condensada es más que suficiente. El arroz no lo lavo, pues el grano que se consigue en la actualidad vine bien limpio y de esta forma me ayuda el almidón del arroz a espesar. Prefiero hervir el arroz en leche que en agua, como suelen hacer algunos, la variante más clásica lleva cáscara de limón y también hay  quien usa mantequilla.