Tag Archives: aguacate

Aguacate salsa sobre bruschetta de pan cubano

31 Ene

Aguacate salsa sobre bruschetta de pan cubano

Cuando llegué a Europa hace ya más de 20 años, estuve unos tres meses sin comer aguacate. 20 años no son nada decía aquel que cantaba tangos. Seguro que no son nada cantando tangos, pero como emigrante los años te marcan mucho. No pasa un día que no se extrañe la tierra que te vio nacer . Decimos que una ensalada sin aguacate no es cubana. Los cubanos tenemos con el agucate una relación muy especial. Debe de estar presente siempre en toda ensalada – o al menos cuando se pretenda presentar una mesa elegante para ocasiones especiales. En Estocolmo yo no compraba aguacate, pues no lo distinguía en el supermercado, hasta que un cubano que me visitó se asombró de que mi ensalada no tuviera aguacate. Le respondí “Es que no lo encuentro…” Éste se rió, me acompañó al mercado y en la sección de verduras  me lo mostró. Yo respondí “Eso no es agucate –  eso debe de ser una fruta exótica de la India o algo así…” Me ahorro las mil palabras ilustrando con una foto el aguacate común en Europa y el que luego después de 20 años está comenzando a llegar al norte de Europa.

Aguacate europeo y del Caribe

1 aguacate de porte medio

2 tomates medianos

1 limón criollo (lima)

1 cebolla roja

1 ramillete de cilantro

un chorrito de aceite de oliva vírgen extra

sal

 

Enjuagar con agua corriente el cilantro y los tomates. Pelar la cebolla y abrir el aguacate. Cortar todo en trozos brunoise, o sea pequeños y lo más uniforme posible.

Aguacate salsa cortada en brunoise Aguacate salsa en anillo

Del cilantro tomar solo las terminaciones y las hojas. Exprimir el limón, agregándole un chorro de aceite de oliva, poner sal a gusto y remover.

Bruschetta con aguacate salsa

Del pan cubano subiré la receta próximamente. Se puede sustituir por baguette, pan de payès o pan gallego.

 

Recomendaciones

Solo usar lima (osea limón criollo).

A quien no le agrade el cilantro, lo puede sustituir por perejil o albahaca.

Mojo de aguacate

7 Feb

Mojo de aguacate

Canarias para mi es de esos lugares donde me gustaria estar por mucho tiempo. La primera vez que estuve fue con mi mujer de vacaciones. No me canso de repertirlo: Me sentí por primera vez como en Cuba. Me trataron muy bien, vi matas de mangos, aguacates, plátanos… Los peces tienen colores y el sol brilla como en mi isla. Además son los auténticos creadores de los mojos, algo que para mi tiene un toque especial, pues siempre consideré nuestra comida con una especial gracia por su mojo criollo. Con el paso del tiempo, la vida me deparó el placer de vivir en Tenerife por al menos un año. En esa isla dejé un buen amigo: Alci. Su mamá palmera, pero casada con un chicharrero, es una de esas cocineras domésticas en peligro de extinción. Me enseñó a hacer el mojo picón y verde, me comentó de la gran diversidad  de los mojos, que se podía hacer mojo de casi todo. Alci no sé si me comentó sobre el mojo de aguacate, y si lo hizo, en todo caso los mojos canarios se hacen con vinagre. Yo hago el mío con limón criollo. Claro está que en sus inicios los mojos se hacían en morteros, pero no quiero renunciar a la mecanización y su dialéctica, por lo que uso el mixer.

 

2 aguacates de porte mediano

1 ramillete de perejil

1 ramillete de cilantro

2 limones criollos (en Europa lima)

comino en grano

pimienta negra

1 diente de ajo

2 dl de aceite de oliva ( Virgen extra)

sal

 

Lavar y escurrir el perejil y el cilantro, pelar el aguacate y el ajo. Colocar el aceite en el mixer junto al ajo, el comino, el perejil y el cilantro. Batir debidamente hasta que quede todo triturado como si fuera un aceite de hierbas. Añadir la masa de aguacate y seguir triturando. Poner el zumo de los limones, previamente exprimido y colado, terminar con sal y pimienta a gusto.

Se trata de una receta muy fresca,  sencilla y de un costo no elevado, rápida y aconsejable con carnes o pescados, hasta con chips.  Sin grasas saturadas, con la posibilidad de que puede ser consumida por celiacos y alérgicos a la lactosa.

Timbal de aguacate

5 Ene

Nuevo timbal de aguacate

2 aguacates

1 tomate rojo grande

1 cebolla roja

cilantro

perejil

sal

pimienta negra

1 lima (limón criollo)

 

Cortar todo en brunoise, trocitos bien finos.

Poner en un recipiente  y, si se desea,  antes de servir agregrar el limón.

El timbal de aguacate está muy cerca de ser un guacamole, pero no llega, que no se pongan susceptibles mis amigos los mejicanos.

Mariquitas con salsa de aguacate

5 Ene

Mariquitas con salsa de aguacate

Un catalán me dijo un día “el problema de la cocina cubana, es que es muy difícil preparar tapas o pica pica”. Yo creo que realmente no conocía la comida cubana, pienso que tenemos una base fantástica para poder montarnos una gama de pica picas y tapas como pocos, pues Lo Creol de nuestra acervo puede evolucionar con las nuevas tendencias. En fin que para los que quieran ver una peli en casa el fin de semana, ya tienen una mejor propuesta que las bolsas de chips grasientas, llenas de esos númeritos E ####, que pocos sabemos lo que significan y no están dosificando no se sabe que.

 

2 plátanos machos

1 aguacate

1 cucharada de mayonesa

1 diente de ajo

medio limón (cuando pongo limón, siempre el cubano – o sea lima en Europa)

aceite vegetal de sabor neutral

sal y pimienta

 

Pelar el plátano y cortar bien fino para mariquitas, mejor con la ayuda de una mandolina o un cuchillo de queso en Escandinavia, que nos puede ayudar mucho.

Freir las mariquitas.

Pasar por la batidora, estacionaria o de mano, el aguacate con medio diente de ajo, medio limón, una cucharada de mayonesa, se puede utilizar industrial si no se quiere hacerla en casa, salpimentar a gusto.

Para este caso también usé la pimienta blanca (suelo usar la blanca para pescado y vegetales).