Cordero a la menta seca, rociado con vino tinto

23 May

Cordero a la menta seca

Mi abuela paterna, Silvia Molé Betancourt, dejó Cuba en la década de los 60. En su última visita a la isla, le trajo a mi padre varias bolsas de especias, entre ellas una que me llamó mucho la atención: la menta seca. La abuela nos hizo un cordero a la menta con abundante vino tinto y muchísima intuición. No recuerdo haberla visto medir nada, cocinó ese cordero como un director de orquesta, combinando los sabores de acuerdo a sus notas. La abuela me contó – casi a modo de confesión – que era una vieja receta de su mamá – mi bisabuela, América Betancourt Céspedes (prima hermana de Carlos Manuel de Céspedes, alguien que para mi tiene un significado muy notable en nuestra historia). América, entre otras cosas, colaboraba en la revista Orto en la época de Poveda y Boti con buenos poemas y alguna narrativa. Ha caído en el olvido, pues en la literatura cubana, si no eres Carpentier o Lezama, en unas décadas desapareces. A mi, lo que me gustaría que perdurase para las próximas generaciones, es el cordero de mis abuelas.

 

2 kg de carne de cordero (preferiblemente pierna)

1 botellla de vino tinto

100 g de puré de tomate

50 g de harina de trigo

4 zanahorias

2 cebollas medianas

2 tomates grande maduros

4 dientes de ajo

romero seco

menta seca

2 hojas de laurel

pimienta fresca molida

1 cucharadita de azúcar

sal

 

Limpiar la carne de todas las partes grasas no deseadas para luego trocearla manteniendo los huesos. Limpiar y cortar en trozos las zanahorias, la cebolla y filetear los ajos.

En un recipiente, colocarlo todo incorporando las especias secas, cubrirlo con el vino y llevarlo a la nevera por unas 24 hrs.

Con la ayuda de un colador pasamos todo el vino. Ponemos una cazuela grande con un abundante chorro de aceite de oliva y comenzamos marcando los trozos de carne pasados por harina. Es el momento de poner sal a gusto. Seguimos con las verduras del marinado e incorporamos los tomates previamente cortados en brunoise. Continuamos sofriendo con el puré de tomate, adicionando la cucharadita de azúcar seguido por el vino y dos vasos de agua.

Cocemos a fuego lento lo suficiente como para que la carne sea bien melosa.

 

Recomendaciones

No se pone sal en el marinado ya que seca la carne.

De igual forma, no uso tomate en el marinado para evitar fermentación.

Usamos más menta que romero, la idea es que predomine el sabor fresco.

La carne ha de sellarse bien en aceite antes de comenzar a cocer. De lo contrario, hervimos y el resultado no será bueno.

He usado un vino francés del sur: un Côtes-du-Rhône.

 

10 comentarios to “Cordero a la menta seca, rociado con vino tinto”

  1. Rurik mayo 24, 2013 a 2:04 am #

    Mr Rudd Mole cada día te superas más

    • Douglas Rudd mayo 24, 2013 a 9:47 pm #

      Gracias Rurik,está receta va tambien un poco por ti, por formar parte de ese clan tan unico.

  2. Tony Rico Rodríguez mayo 24, 2013 a 7:56 pm #

    Hermano te felicito. Cuando vas a poner la receta de quimbombó, mazorca de maíz tierno y masita de puerco, que una vez comimos en tu casa de Nuevo Vedado hace 20 años. Un sueño, saludos.

    • Douglas Rudd mayo 24, 2013 a 9:35 pm #

      Primero debo decir que la poesía visite mi página. Es un placer y si la poesía es mi AMIGO, más aún la receta saldrá. Espero poderte complacer pronto. Gracias por la visita y el comentario.

  3. Felipe Brito Alepuz mayo 26, 2013 a 4:39 am #

    Pués este super cheff nos hizo una memorable madrugada, cuando erámos tan jovenes, un arroz amarillo con bijol que le que dó riquisímo y repito, solo tenía bijol, ¿como lo hizo?, para eso es un cheff, para tener secretos de platos como ese, ja ja ja ja.

    • Douglas Rudd mayo 26, 2013 a 9:23 am #

      Eramos muy jovenes y todo cabia en nuestros paladares, hoy seria un arroz triste, pero ese dia fue mejor que una paella, por eso fui bautizado el conde del arroz amarillo,en el mundo de nuestra juventud.Gracias por entrar Felipe y comentar. Un placer tenerte por aquí.

    • George agosto 8, 2013 a 11:00 pm #

      Caramba Felipe, aquella madrugada fue memorable. Ustedes se engulleron una olla de presión entera, de arroz amarillo, con amarillo. Luego vino el remate inolvidable de tus arepas, a las cuales les pusiste ¨FA¨, entiéndase DETERGENTE, en vez de azúcar….ligera equivocación! Mientras comíamos, nos miramos, y dijimos casi a la vez: _ Esto sabe?, sabe?…a jabón de lavar carajo!!!!

  4. veronicacervera mayo 29, 2013 a 5:48 am #

    Esta tengo que probarla. Me ha encantado la receta y te ayudaré a que perdure, también en la memoria de mi familia. Espero acecarme un aunque sea un poco al de tu abuela.
    Saludos,
    Vero

    • Douglas Rudd mayo 29, 2013 a 6:06 pm #

      Veronica : Es un placer tenerte por aquí, espero te quede rica, es facil y muy sabrosa, que la disfrutes tú y tu familia.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cocina con Cuba: Cordero a la menta seca, rociado con vino tinto | Los platos perdidos - mayo 29, 2013

    […] ver, en Cocina con Cuba, esta antigua receta de cordero a la menta seca, rociado con vino tinto. Transcribo aquí el comentario de Douglas Rudd […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: