Mousse de chocolate con ron añejo y crujiente de ajonjolí

24 Abr

Mousse de chocolate

Hace unos años, mi hermano George organizó una expedición que consistía en navegar el rio Toa y pasar por la Melba (la zona más selvática de Cuba donde nunca ha habido guerra ni con los mambises, ni con el ejército rebelde). A la expedición se sumó mi otro hermano Clive – o sea que fuimos tres Rudd – para subir el Pico Turquino y terminar en Baracoa. De la expedición recuerdo muchas cosas gratas, aprendí otras tantas, como que Baracoa es la ciudad de las tres C: coco,café y cacao. El cacao que en esa zona se cultiva es trinitario y la infusión de chocolate que tomé en casa de un campesino que muy amblemente nos dio cobijo, todavía la recuerdan mis papilas gustativas.

 

Para el mousse

200 g de cobertura de chocolate del 75%

4 huevos

60 g de azúcar blanca

3 cl de ron añejo

75 g de mantequilla

 

Fundir el chocolate con la mantequilla a baño María. Retirar del fuego y añadir las yemas previamente separadas. Remover bien para que no se formen grumos. Adicionar el ron y seguir removiéndolo todo para lograr una mezcla homogénea.

Montar las claras con un batidor eléctrico y, cuando estén montadas, agregar el azúcar de poco a poco, sin dejar de batir.

Tomar un poco de las claras montadas e incorporarlas al chocolate, vertiendo luego el chocolate sobre las claras y con una espátula removemos de forma suave hasta lograr un solo color, pero sin batir, como dando aire.

Servir en los recipientes en los que va a ser consumido el mousse y colocar en la nevera por espacio mínimo de una hora antes de servir.

 

El crujiente

1 dl de ajonjolí

0,5 dl de azúcar

1 huevo pequeño

1 cucharada grande de harina de trigo

1 cucharadita de polvo de hornear

40 g de mantequilla

 

Colocar el ajonjolí en un recipiente amplio. Fundir la mantequilla y enseguida esparcirla sobre el ajonjolí. Al tomar temperatura ambiente, adicionar el azúcar y la harina ya mezclada con el polvo de hornear. Batir el huevo ligeramente e incorporarlo a la mezcla.

Con una cuchara colocamos unas 6 unidades – dejando bastante espacio entre si – sobre  papel de hornear en una bandeja metálica.

Horneamos a una temperatura de 225 grados , unos 6 minutos aproximadamente.

 

Recomendaciones

Añadir al azúcar a las claras es fundamental  como último paso y de poco a poco, ya que sino corremos el riesgo de que no se monten las claras.

Es vital que la unión de las dos mezclas para conseguir el mousse, se haga despacio de poco a poco sin batir, para no perder volúmen.

Dejar enfriar debidamente el mousse baja el punto de azúcar y sube el sabor del chocolate.

Usar chocolate trinitario va mejor con el ron y el ron sólo debe de usarse añejo.

Para el crujiente, es fundamental calentar el horno previamente.

4 comentarios to “Mousse de chocolate con ron añejo y crujiente de ajonjolí”

  1. Massiel Rodríguez abril 24, 2013 a 11:42 pm #

    No me salió el mousse…para nada…Tengo que tomar clases de Chef para los postres , es lo que mas me gusta…La comida caliente y salada , ya no me gusta tanto , aunque la como …Me apetece mas la comida frida , cruda y los dulces..Alguna sugerencia?? algun menú sugerido???

  2. Graciela mayo 7, 2013 a 10:43 pm #

    Y el ajonjoli no se tuesta ???

    • Douglas Rudd mayo 8, 2013 a 5:37 pm #

      No, no te hace falta tostarlo, ya que con el horneado, el resultado es simil y te queda crujiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: